Deslumbra el sol en Vivaldi

9/4/14

Cambio de blog

Os informo de que a partir de hoy pasaré mis nuevos escritos a mi otro blog "Ilustraciones poéticas":
http://lustracionespoeticas-volarela.blogspot.com.es/, puesto que en este me resulta imposible rehabilitar los comentarios.

Un saludo con mis mejores vibraciones :)

26/10/13

El ave azul



EL AVE AZUL

"Nadie puede decirme qué ave es esa, la que canta en mi alma.
Sus plumas no tienen color ni dejan de tenerlo.
No tiene forma ni perfil.
Se guarece a la sombra del amor."
Kabir


¡Cuánto has luchado, guerrero!
Se ven las esguirlas de la duda, del miedo,
de la ira,
en mil sombras derrumbadas tras de ti;
la sangre de la soledad, la uña de la traición,
el roto pantalón de la locura,
yacen,
a lo largo del camino.
¡Cuánto has luchado!
Hasta volcar el granizo de tu grito en las praderas.
Hasta llenar el pozo ciego de tu garganta
con mareas de amor.
¡Cuanto has luchado!

Luchador,
el ave azul se escapa,
luchador,
te canta en los labios y se va,
y tú mueres,
una y otra vez,
con tu inocente piel vencida,
en pos de ella.


*

                                                                        
                                                        

                                                             Fotografías: Volarela
                                        
"Solo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira más lejos". 

Ortega y Gasset

                                                                      



12/10/13

* Cesó...


CESÓ

Cesó el dolor.
Alguien apagó su constante taladrar la vida.
Se fue,
instantáneamente,
de repente,
como cuando se enciende la luz y se evaporan los fantasmas.

Y de pronto tus ojos brillaron con la solemnidad del mar.
Y de pronto estalló la voz del otoño en las fuentes.
De pronto, oías tu respirar.
tenías mano, latido, beso,
fluía tu piel hacia otras pieles...
Podías sentir la risa infantil del día golpeando los cristales:
era el sabor de la gloria
acercándose...

De pronto, la vida comenzó a andar
y andar y andar...
taconeando con eufórica fuerza,
y oías la maquinaria de su reloj a todo volumen:
Llegaba decidida a empaparte de instantes.

Tu sangre volvía a cubrir las autopistas del mundo,
tus ramas se llenaban de pájaros,
tus alas desplegaban todo su terciopelo de claridades...
Sabías a viento resucitado,
y nada podía detenerte.





23/9/13

* Atravesando tierras de Castilla (Impresiones)

Fotografía: El Duero por tierras de Soria. (Img.fotocommunity.com)


ATRAVESANDO CASTILLA LA VIEJA. IMPRESIONES DE UN VIAJE


Me encuentro sobre una anchísima planicie de melodías estoicas y rojas: Castilla.
He bajado de mi moto a pisar este suelo; a tocar sus raquíticos brotes de hierba inclinada bajo este cielo sin fin. Y ya atardece. Noto un soplo ligero de infinitud en mi nuca: es una brisa cálida sin lugar de nacimiento ni muerte que me hace disfrutar de este cansancio tibio.

A lo lejos un perro. También sin cuna, y quizás, sin sepultura. Es castellano. Lo dicen sus huesos hincados en su pelaje tostado (piel dura, pero sin soberbia). ¿Ladra? Sí. Y con él los adioses del trigo en la distancia. Y allá se estremece un viejo alcornoque en su propio ladrido de ramas retorcidas. El perro se está anaranjando con el sol y empieza a husmear el tiempo que se guardan las piedras. Yo le miro, le llamo plácidamente. Deseo acariciar a un ser tan anónimo como yo. Somos dos solitarios que pueblan el paisaje. ¿Será mi olor blanco para él, nuevo, sin ninguna señal que le recuerde al cuadro en el que vive?
Toma, te ofrezco mi mano, mis vibraciones hechas tarde. Y él baja la cabeza, ya a mi lado. La cola quieta, el pelo áspero, las orejas tiesas y las patas rígidas. Es su modo de recibir mi caricia.
De su tímido hocico brota el lenguaje de la llanura, como una sonrisa muy recatada, teñida de amarillo y con labios de soledad. Y cuando más confiada me muestro, cuando ya estoy dispuesta a desperezar mis coloquios vespertinos, huye. Así, imperceptiblemente, como se van desvaneciendo las formas del paisaje y trocándose en tinieblas al llegar la noche.

Tierra sobria y triste, me despides con un adiós parco, pero franco. Me quedo con tus colores de adagio y tus arrugas sin fin. Tendré que sumergirme en la oscuridad, con mis faros eléctricos como única guía. Y seguir mi viaje.
Y seguir... con tu imagen anhelante agazapada para siempre en un resquicio de mi ser...


(Volarela, 2007)


  a moment in heaven




14/9/13

* Brisa de azucenas



                                                                    Foto: Volarela



Para Mª Jesús, con mucho cariño, por toda la paz que me trasmite.
http://majecarmu.blogspot.com.es/2013/09/un-ramo-de-rosas.html



BRISA DE AZUCENAS


El trueno del sentimiento hizo su llamada.
Y una explosión de palomas blanqueó el jardín.
Glicinas y narcisos comprendieron la calma perfumada de esos pasos.
Ella se acercaba cerrando su sombrilla de nostalgias
sobre un banco detenido en el tiempo.

Sus dedos como raíces de hiedra espiritual
cogieron de su pecho las mariposas cárdenas
y las liberó por los campos yertos,
por los tejados derruidos:
Y brotaron amapolas,
y humearon los tejados
una ilusión violeta,
y el pan cobró sabor a fe,
y la hierba sintió los pies de la esperanza.

Su voz de rosas nuevas cantó y cantó,
y los pájaros cerraron sus ojos,
y durmieron apretados bajo la promesa de la dicha.
La llanura se aquietó, como un perro, bajo su caricia,
y el manantial niño reflejó todos los azules de la gloria.

Recogió su sombrilla. Marchó.
Y en los árboles quedó prendida
una suave brisa de azucenas.


 ***

.

7/9/13

Tan cerca


El amor de las almas.  Jean Delville





TAN CERCA...


Suena triste tu flauta de madera
mi corazón la siente próxima a su centro
y se conmueve el latido pausado.


¿Dónde te hallas, amado?
¿Por qué selvas nocturnas batallas?
¿En qué almohada reposan tus ansias?
¿A dónde se dirigen los vientos tristes de tus ojos?
¿Qué palabras se me escapan, que sonrisa, que silencio ocre
no puedo besar en tu boca?

Amor, sangre o recuerdo desconocido,
¿dónde me habitas que turbas mi sueño?
Te veo surcar un camino que se aleja.
Me estás buscando...
rasgas el cielo de mi pecho
y en él posas tu relincho blanco.

Amado del alma,
te siento como un tacto de alondra que se clava
y asciende los soles de mi sangre.
Tu caricia pálida está  descorriendo la bruma
para alcanzarme, 
tus ojos
de bronce llamarada
están quemando el tiempo que nos separa...
Amigo, hermano, 
llorado desde mi oscuridad,
mis pétalos crecen hacia ti. 
Te presiento en la llaga abierta,
estás...
tan cerca.


***

La plage -- Yann Tiersen

18/8/13

15


Dentro de cada uno de nosotros hay un blanquísimo corazón...


que ama.



28/7/13

* Cazadora de risas / Pausa.




CAZADORA DE RISAS


Quién dice que no ríen los ojos de los peces
o que no sueñan las burbujas del río.

Río la dicha de la vida,
río el amor del barco
derramándose en su estela.

La risa se me pierde por la puerta
abierta
de
mar
en mar.
Se hace cazadora
de otras risas,
enredadera rosa
de la brisa.
Salta
como liebre
tras las risas del jazmín.
Saca una chistera
de un conejo,
sopla sueños de perfil.
Arrastra
las migrañas de la cólera
al averno,
colorea un ímpetu
sin fin.
Talla
con su cola de estrellas
ilusiones de marfil.

Esta risa mía,
incontrolable,
se detiene en el espacio

                             de la mirada abierta.

Rasguea la lira boscosa de la vida
abre los poros de la Tierra.


¿Quién dice que no sueñan las burbujas de los peces,
o que no ríen luces los ojos de los ríos?




Volarela

*


......Sí, sí sí sí......
Surca los mares violetas de tus sueños;
que sonrían esos globos solares de tus ojos.
Tamborilea en la panza de la vida ;)



********************************************************



Y con este post me despido por un tiempo, pues necesito detener mi actividad bloguera y dedicarme a otras cosas que reclaman su propio lugar.

Un abrazo fraterno.

15/7/13

* Erguirse

Pintura de Eduardo Naranjo




ERGUIRSE


Con tierno pie de caracol
te detienes ante el follaje amargo
del tiempo,
y caes
desnudo,
pesado,
sobre la fría arena.

De espaldas quedas
a todo lo que no sea
el ascua sola de tu pecho.
De espaldas
al rasguido matinal de las rosas,
al miedo,
al estallido de trenes tras la niebla, 
al beso punzante
de la belleza en el trébol.

La marea viene helada y te recuerda
que tienes el vientre
dolorido por el hambre
de ternura.

Cara al suelo, 
te atraviesan
los ecos de la luna,
y un ala de silencio
recorre tu espalda.

Tu cuerpo espera 
la hora de sacudirse
los graznidos rotos.

Erguirse es la palabra.

Adelante. Despega la otra rodilla del fondo
del llanto. 
Un poco más y tendrás a Dios
cogido de la mano.
Ya está.
Lo has conseguido.
Te has erguido
sobre los infinitos granos
de tus células,
sobre el clavo
del abismo.

Ya eres paso,
ya camino.
Ya te siguen
los lobos aulladores de la luz.


***




Kitaro ......AQUA

6/7/13

Ciega de ti



CIEGA DE TI


Me has cerrado los ojos.
No puedo ya verte
a través de la espesura
incendiada
que nos separa.
No. No. No
puedo.

Lejanía de tarde rota.
Gris de bombilla anonadada.
Tus pasos resuenan como granizo
en mis oídos de loba herida,
huérfana de manada.
Aulladora de soledad quemada,
espiro hielo que hiende mis recuerdos,
perdida en mi colina,
lanzada al espacio
sideral y sordo,
doy vueltas y vueltas.

Pero no puedo...

Te has ido.
No. Mis pasos sin sonido.
No. No. Ciega de ti,
envuelta en humo, detenida, desecha,
como ceniza arrastrada
de ola en ola.
No.
Desde la boca de un pez,
encallada en la arena
te grito,
estoy aquí,
óyeme. Te amo. Aquí. No puedo.


(Volarela, 2008)

La humilde fregona

Foto: Google Imágenes


La humilde fregona tiene marcado el codo con un guiño de fuego de las Pléyades,
barre una y otra vez los lamentos de su vientre; recoge setas sonrosadas de las papeleras de la esquina
y las regala a los niños más tristes que sus dientes partidos.
La humilde fregona no entiende de señores, a todos los friega con el mismo labio.
El único que conoce: el de la verdad.
Llama de tú a las salamanquesas y al señor enladrillado, al ascensor de ángeles y al rostro adusto del árbol anciano.
La humilde fregona no sabe tampoco de humildades, todos son astros para ella: el cocinero, la pulga y el jilguero. A veces pierde la brújula y le saca brillo al mar.

Ha oído las trompetas de los niños del cielo desde un cubo de agua, y también el tam-tam de la tristeza de dos ríos que no se encuentran nunca.
Tras los cristales manoseados, ha contemplado, atónita, dos nubes desangrarse por unos ojos ciegos; al orgullo hacerse tren y aplastar las manzanillas del llanto. A las rancias hojas de la envidia obturar las tuberías; a la pasión desbordada quebrar lagos, a las dagas del amor hacerse abrazos... y cien mil historias más impresas en las motas de polvo que va retirando cuidadosamente con un plumero de suspiros de sauce.
La humilde fregona tiene tanto peso en su pequeña mirada de noche coloreada; ve tanto y siente tanto...  que a veces cree que no puede caminar.
Pero no dice nada, y sólo enseña a los demás los callos de sus manos.

9/6/13

* Desierto

                                                      Imagen tomada de Google Imágenes
                                 

DESIERTO


Desierto. Matojo duro. Raso camino. Pupila limpia.

Ardiente pureza quemando mis pasos inútiles en tu vacío.
Inalcanzable onda amarilla por la que cabalgan céfiros de libertad.

Tómame. Serpenteo sin miedo tu fuego, sin miedo tu anchura, sin miedo la abrasada calma de tu mano, el terrible frío de tus estrellas.

Soy tu caricia de pezuñas hundidas siglo tras siglo en tu cálido vientre, soy todas las huellas que murieron en un instante de cegadora luz.

Hermano, viva piedra desecha en millones de futuro polvo; hondura de siglos que no permiten la huida; soy yo frente a ti transformándome en arena sigilosa, que viaja... viaja con leves pies de viento rojo.

Desierto. Abre en mil soledades mi mente y cúbrela con tu huracanado silencio; desnúdame a punzantes besos hasta que quede de mí tan solo una nube rosa, viva, quieta, adherida a tu infinito. 

(Volarela. 18/03/2012) 


Música...¿Desde que abismos de claridades vienes a estremecer mi alma?