29/9/14

Palabras de Sindel. Pájaro.

                                                     Imagen: Google


Has traido a mis párpados dormidos una gota fresca de la mañana recién hecha, gorrión.
Has entrado en mi casa por la ventana y te has posado en una maceta. Muy quieto, te he visto piando con la alegría del descubrimiento.
Eras inexperto. Sí, lo he notado en el temblor quebrado de tu canto. Y eso ha hecho tu venida aún más espontánea y temeraria.
Ya te veo, vagando sin rumbo, viniendo a mi ventana y chocando blandamente con mi sueño. Has logrado penetrar en él y abrirme los ojos con una ráfaga de viento de las montañas. Pero ya sé que perteneces a los jardines y a los tubos de escape; que llevas saludos de alegría ciudadana, reverdecida de chopos y césped.
Eras muy joven, pero sabías dónde entrabas. Me has visto asomar un ojo, y has huido. Tu curiosidad era encanto; la mía lo ha destruido. Pero lo efímero de tu presencia no se ha roto; me has dejado la casa impregnada del aroma inocente de tus alas.
Gorrión sin nombre: no imaginas que tu poesía son holas y adioses de un instante; que vas derramando tu esencia, deliciosamente ruidosa, por los balcones, las aceras y los árboles.
Enséñame a ser como tú, pequeña, inocente y libre: sublime sin saberlo.




Volarela.
Una mañana de primavera, del año 2011



Flor hermosa





FLOR HERMOSA


¿Era blanca o negra?
¿Aterciopelada o quebradiza?
Era hermosa. 

La tomé en mi mano y la besé. 

Con la mano y el labio ensangrentado seguí mi camino. 






21/9/14

Una playa espera...


UNA PLAYA ESPERA.


Playa, qué quieta esperas cada día, qué quieta...
Pasan los diminutos barcos, pasa la brisa con su pañuelo azul. Y las gaviotas de ceniza y nieve dejan caer sus gozosas patas sobre ti.
¿Qué esperas, tan callada, tan secretamente tierna?

Las susurrantes caracolas socavan tu silencio; y en la noche, la luna dibuja, sobre las algas, los sueños del mundo.

Bañada en espumas de nostalgia, nadie sabe lo que esperas.
Pero yo sí lo sé...




Son los niños. Ellos son tus invitados predilectos.
Quieres volver a sentir sus piececillos libres y suaves como panecillos.
Ansías notar sus manos construyendo fantásticos castillos; esos, que se alzarán en ti, desafiando la mordedura blanda del mar. Y así verás a la misma inocencia vestida con tu cuerpo.




Sé que anhelas oír las campanillas florales de sus voces, alimentar las golondrinas inquietas de sus ojos, atrapar los peces voladores de sus risas.

Ya llegan, ya... a la playa callada los pasos rosados...
Traen delfines en su almas, a rebozarse en tu regazo fiel.








                                                                                          *



17/9/14

Anillo (Palabras de Sindel)



(Para el que habita en mí)



NUESTRA BODA



El amor arrastró en su eufórica cola al horizonte 
y corrieron con nosotros los espejos del cielo.
Un mensaje nebuloso nos acompañaba:
llevaba la canción nunca oída del mar.

La maravilla de la creación besaba nuestros labios.

Teníamos
dos cuerpos desnudos como una sola gota
cayendo sin tiempo de la felicidad.
Estrellas marinas
giraron sus bocas hacia la luz
que éramos
tú y yo.

Y nuestra carne se vertió sobre los granos de arena. 
Y nuestras manos avanzaron como caracoles por la vastedad del otro.
Y las galaxias dieron a luz en nuestra sangre. 

No había tiempo... Blancos compases tan solo.

Y en nuestras cinturas unidas
quedó girando un anillo de fuego
abrazando la inmensidad.


*



9/9/14

Perfume / Ventana. Palabras de Sindel





UN PERFUME DOLOROSO


Pegado a mi piel
revolotea un enjambre
de besos,
y un canto niño de glicinas
azules,
que no puedo escuchar.

Sobre mi hombro está posada
una gaviota.
Oigo su corazón:
es el  tic tac de tu recuerdo
que me arropa en el silencio
más intensamente blanco...

Cae la nieve de tu ausencia
como un perfume doloroso. 
Y del acantilado
cuelgan mis lágrimas
de madreselva.












UNA MOSCA EN LA VENTANA


 "Para probar la hiel del inútil esfuerzo has venido..
Pero tú lucharás."



Es un cielo de mentira,
una ventana cerrada,
un cristal donde una mosca
resbala.
Ansía
los verdes, los faros, los aires, los cantos,
las nubes
no tocadas.
Resbala, camina,
escala,
a un jirón de libertad
aferrada.
Cae, trepa, sube,
se golpea
contra la luz
 acristalada,
y resbala, resbala...
en absurda cascada.
Chocan, 
rebotan, 
arden
sus quedos aleteos
en la desesperanza.
Y se calcina lentamente el rizo de sus ansias.

Se abre la ventana.
Un último jadeo recogen las jaras.
 La madrugada sopla
 otra vida agotada.


*


2/9/14

Sobre el asombro





¿Por qué en todos los parques hay siempre algún niño que echa a correr entre las palomas para espantarlas?
No hay más que ver su cara entusiasmada para comprender todo el placer que le causa.
Siempre, irremediablemente, en cada parque encontraréis a uno u otro pequeñuelo haciendo lo mismo.

A todos los niños les encanta descubrir su poder, asombrarse, maravillarse hasta la risa más gozosa; asomarse admirados a lo que un pequeño acto puede provocar: tan solo una carrera y…. todo un espectáculo de alas blancas y lluvia de palmadas ante sus ojos. ¿No es fantástico?, ¿no es éste indicio de que al hombre le apasiona lo mágico, lo grande e inesperado, más todavía si procede de su propia mano?

¿No tendremos todos dentro un aprendiz de mago, un continuo explorador curioso esperando descubrir misterios y sorpresas bajo el gran sombrero del mundo?


                                                               TODO ES MÁS

Abre los ojos, 
todo es distinto...
todo es más...

-La coleta de una niña
brinca
derritiendo la nieve
de las cimas-

Un salto de rana,
un silencio de araña,
el cuerno de una cabra:
¡Cuántos paisajes dentro!

Las raíces
los amantes,
el pintor,
el perro que se enrosca,
un zapato sin dueño
y una mosca,
microbios copulando,
el baobab,
la estrella en el charco,
el ciervo que muge, 
la violinista
y el gato.
Y en cada uno 
un laberinto de cuarzos
i n c o n m e n s u r a b l e.


Creo
que si pudiéramos ver lo que esconde
la chistera de Dios
no lo soportaríamos
y moriríamos

de dicha




dicha



dicha.

29/8/14

Violín





VIOLÍN

En la convulsa lava de mi alma,
entre eucaliptos partidos, 
naces tú,
violín,
irradiando melodías a un lado y otro de mi sangre.
Hermanado con la voz del universo,
aras mis campos con tus uñas de sueño,
y expulsan lirios mis páramos de fiebre.

Te oigo por las esquinas
chorreando gloria.
¡Te oigo,
desde todos los tiempos!
Vienes a mí....
y un fragor de cisnes salvajes
atraviesa mi corazón.

Suena, canta, vibra, grita
tu choque de infinitos.

¡Silencio!
Has alcanzado mis células solares...
Tu música tiembla
y moldea mi mirada
 con lenta curva
de galaxia.

Que todo desaparezca.
Que quede sólo
mi eco de ti,
agudo,
tallado en el aire,
como la finísima caricia
de lo eterno.
.

Volarela, 2012





12/7/14

Sinfonía magenta


CONOCIMIENTO

Tomas la libertad y extiendes tus palmas al infinito.
Aires malvas de renovación continua te ascienden más y más, hasta ser un huracán de conocimiento.
Por el ojo de tu frente entra un abismo...de oro.
Te meces sobre el silencio de un aliento etéreo. Se vierte sobre ti un perfume de galaxia. El esplendor te ciega. Vas alcanzando el Diamante de Luz.



BELLEZA

El mar canta el asombro más puro.


BONDAD

En tu nuca planea la bondad, como un pájaro de canto turquesa, y mirada de ágata;
Su vuelo se filtra por tu piel, toma tu corazón derritiendo sus alas sagradas en tu sístole
Y empiezas a adquirir un brillo profundo en los ojos.



Y tú te entregas...


Te absorbes en la arena del mundo, con la serena perfección de la Belleza, 


para cantar, con  las olas del eterno devenir, 
sobre el alma de la Tierra, perla azul, engarzada amorosamente al Todo.




Fotos y texto: Volarela


Y CON LA REEDICIÓN DE ESTAS FOTOS ME RETIRO A DESCANSAR DE ÉSTE Y TODOS MIS BLOGS.

FELICIDAD Y PAZ.

20/6/14

Vuestros nombres son más bellos



Dibujo: Volarela



VUESTROS NOMBRES SON MÁS BELLOS

Gallinas, pollos, gallos, ocas, pavos...
vuestros nombres verdaderos son más bellos que éstos.
Estelas de libertad aprisionada, pollos amontonados en las cintas de la muerte, sois fuego de estrellas
sacrificadas en esta tierra de crueldad.

Juntas, reunidas por la fuerza, os llamáis, peleáis, tembláis, y vuestra sangre no bulle, coagulada en la desidia;
pero todavía se resiste cuando la puerta se abre y trae un rayo de sol y roza una pluma; y esa pluma erizada de claridades grita: ¡salid del corral, salid!   Mas el viento frío de la garra humana llegará tras esa luz, soplando pavorosa humedad sobre vuestros cuellos, y arañaréis la luz tras el terror del rojo.

Más que plumas, más que carne, más... Estáis solas.

****

Pavos, gallinas, cerdos, vacas, conejos, zorros, focas....Millones de animales mueren y sufren una vida de tortura cada día en el planeta. La tierra está literalmente cubierta de dolor.
Según Bashevis Singer,  para los animales "todos los humanos somos nazis y toda la vida un eterno Treblinka" (campo de exterminio).


Se necesita valentía para ver esta atroz realidad:





Dieta vegetariana

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2296http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=2296




26/10/13

El ave azul



EL AVE AZUL

"Nadie puede decirme qué ave es esa, la que canta en mi alma.
Sus plumas no tienen color ni dejan de tenerlo.
No tiene forma ni perfil.
Se guarece a la sombra del amor."
Kabir


¡Cuánto has luchado, guerrero!
Se ven las esguirlas de la duda, del miedo,
de la ira,
en mil sombras derrumbadas tras de ti;
la sangre de la soledad, la uña de la traición,
el roto pantalón de la locura,
yacen,
a lo largo del camino.
¡Cuánto has luchado!
Hasta volcar el granizo de tu grito en las praderas.
Hasta llenar el pozo ciego de tu garganta
con mareas de amor.
¡Cuanto has luchado!

Luchador,
el ave azul se escapa,
luchador,
te canta en los labios y se va,
y tú mueres,
una y otra vez,
con tu inocente piel vencida,
en pos de ella.


*

                                                                        
                                                        

                                                             Fotografías: Volarela
                                        
"Solo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira más lejos". 

Ortega y Gasset

                                                                      



12/10/13

* Cesó...


CESÓ

Cesó el dolor.
Alguien apagó su constante taladrar la vida.
Se fue,
instantáneamente,
de repente,
como cuando se enciende la luz y se evaporan los fantasmas.

Y de pronto tus ojos brillaron con la solemnidad del mar.
Y de pronto estalló la voz del otoño en las fuentes.
De pronto, oías tu respirar.
tenías mano, latido, beso,
fluía tu piel hacia otras pieles...
Podías sentir la risa infantil del día golpeando los cristales:
era el sabor de la gloria
acercándose...

De pronto, la vida comenzó a andar
y andar y andar...
taconeando con eufórica fuerza,
y oías la maquinaria de su reloj a todo volumen:
Llegaba decidida a empaparte de instantes.

Tu sangre volvía a cubrir las autopistas del mundo,
tus ramas se llenaban de pájaros,
tus alas desplegaban todo su terciopelo de claridades...
Sabías a viento resucitado,
y nada podía detenerte.





23/9/13

* Atravesando tierras de Castilla (Impresiones)

Fotografía: El Duero por tierras de Soria. (Img.fotocommunity.com)


ATRAVESANDO CASTILLA LA VIEJA. IMPRESIONES DE UN VIAJE


Me encuentro sobre una anchísima planicie de melodías estoicas y rojas: Castilla.
He bajado de mi moto a pisar este suelo; a tocar sus raquíticos brotes de hierba inclinada bajo este cielo sin fin. Y ya atardece. Noto un soplo ligero de infinitud en mi nuca: es una brisa cálida sin lugar de nacimiento ni muerte que me hace disfrutar de este cansancio tibio.

A lo lejos un perro. También sin cuna, y quizás, sin sepultura. Es castellano. Lo dicen sus huesos hincados en su pelaje tostado (piel dura, pero sin soberbia). ¿Ladra? Sí. Y con él los adioses del trigo en la distancia. Y allá se estremece un viejo alcornoque en su propio ladrido de ramas retorcidas. El perro se está anaranjando con el sol y empieza a husmear el tiempo que se guardan las piedras. Yo le miro, le llamo plácidamente. Deseo acariciar a un ser tan anónimo como yo. Somos dos solitarios que pueblan el paisaje. ¿Será mi olor blanco para él, nuevo, sin ninguna señal que le recuerde al cuadro en el que vive?
Toma, te ofrezco mi mano, mis vibraciones hechas tarde. Y él baja la cabeza, ya a mi lado. La cola quieta, el pelo áspero, las orejas tiesas y las patas rígidas. Es su modo de recibir mi caricia.
De su tímido hocico brota el lenguaje de la llanura, como una sonrisa muy recatada, teñida de amarillo y con labios de soledad. Y cuando más confiada me muestro, cuando ya estoy dispuesta a desperezar mis coloquios vespertinos, huye. Así, imperceptiblemente, como se van desvaneciendo las formas del paisaje y trocándose en tinieblas al llegar la noche.

Tierra sobria y triste, me despides con un adiós parco, pero franco. Me quedo con tus colores de adagio y tus arrugas sin fin. Tendré que sumergirme en la oscuridad, con mis faros eléctricos como única guía. Y seguir mi viaje.
Y seguir... con tu imagen anhelante agazapada para siempre en un resquicio de mi ser...


(Volarela, 2007)


  a moment in heaven